La UIA registró una caída del 8,2% en el décimo mes del año. El acumulado de 2016 también es negativo.La producción manufacturera no pasa por un buen momento, en parte por el mal año que también afectó a Brasil, principal destino de los productos con valor agregado, y en parte por la política del Gobierno que erosionó la capacidad de compra del mercado interno.

El indicador de actividad fabril del Centro de Estudios de la entidad arrojó en octubre un declive de 8,2%, dos décimas más que la estimación del Indec, y llevó la caída acumulada en los primeros 10 meses a 5,4%, medio punto más que el índice oficial.

Según indicó la entidad empresaria, la caída del nivel de actividad en octubre fue liderada por el sector de minerales no metálicos con 19,1% de baja interanual, por la contracción de la construcción.

Otros sectores que presentaron significativas disminuciones fueron el automotriz 16,4%, por las menores exportaciones de vehículos 25,9%; metales básicos 17,1%; por la caída de acero 19,6%; metalmecánica 12%; textil, edición e impresión 8%; y alimentos y bebidas 1,6%, por la baja en la molienda de soja y girasol.

El bloque de sustancias y productos químicos también cayó (1,9%), después de experimentar tres meses con crecimientos interanuales en su producción, detalló la UIA.

En cuanto al empleo industrial registrado, la UIA destacó que durante septiembre presentó una baja del 3,6% respecto al mismo mes del año anterior y del 0,4% con respecto al nivel de agosto en la medición desestacionalizada.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones del sector industrial, sin tener en cuenta los rubros vinculados al complejo de oleaginosas, cayeron en octubre un 6,2% interanual.

Particularmente –explicó la entidad– las ventas externas de manufacturas de origen industrial (MOI) se contrajeron un 3,5% interanual en valores, como consecuencia de los menores precios ya que las cantidades no se vieron modificadas.