Tendrán una conexión mucho más rápida para los productos de Google desde Cuba.

Esos es lo que se espera que obtengan los internautas cubanos a raíz del acuerdo que este lunes firmó Google con el gobierno del presidente Raúl Castro.

El pacto prevé que el gigante de internet podrá instalar servidores en la isla que permitirían incrementar sustancialmente la velocidad y la calidad de conexión, pero sólo para acceder a los contenidos más populares de Google como Gmail, YouTube o Google Drive.

El convenio fue firmado por la presidenta ejecutiva de la empresa cubana de telecomunicaciones Etecsa, Mayra Arevich, y el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt.

Cuba tiene en la actualidad uno de los servicios de internet más lentos, costosos y restringidos del mundo, pues solo a un grupo limitado de ciudadanos se les permite conectarse desde casa.

Contenidos más próximos

Los servidores de Google que según el acuerdo se instalarán en la isla permitirán almacenar localmente gran parte de sus contenidos más demandados, lo que debe traducirse en mayor velocidad de conexión.

“Este acuerdo permite a Etecsa utilizar nuestra tecnología para reducir la latencia al entregar localmente algunos de nuestros contenidos más populares y de mayor ancho de banda, como los vídeos de Youtube”, señaló Google en una declaración difundida a la prensa.

En la actualidad, los cubanos se conectan a internet a través de un cable de fibra óptica que cruza desde la isla hasta Venezuela y, de allí, sale en busca del servidor de Google más cercano.

Al tener almacenada localmente parte de su información, se reduce el tiempo para acceder a los contenidos de Google que, según estimaciones de la agencia AP, podrían llegar a ser hasta 10 veces más rápidos.

Límites que permanecen

El acuerdo no mejorará el acceso a los contenidos de proveedores distintos a Google ni implicará una mejora del funcionamiento general de internet en la isla.

Barack Obama y Raúl Castro.Barack Obama y Raúl Castro avanzaron en la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Pese al acercamiento vivido con el mandatario Barack Obama, el gobierno de Castro ha rechazado hasta ahora la posibilidad de que empresas estadounidenses ayuden a crear una red de conexión más moderna, aludiendo razones de seguridad nacional.

Este acuerdo tampoco impactará en el número de personas que tienen acceso a la red en Cuba, que alcanza a apenas 5,6% de la población, según cifras de la ONU correspondientes a 2015.

En la actualidad, muchos de los cubanos que pueden conectarse a internet lo hacen a través de puntos de acceso wifi muy costosos para el común de los ciudadanos.

Llegar a tiempo

El convenio entre Google y el gobierno de Cuba se produce en un momento clave para las relaciones entre la isla y Estados Unidos.

Una mujer en una calle con el celular en la mano.La velocidad de conexión a internet en Cuba obliga a largas esperas.

“Este acuerdo ha sido cerrado en las últimas semanas del gobierno de Barack Obama, cuando funcionarios de ambas partes parecen estar interesados en consolidar sus meses de negociaciones en contratos firmes antes de que comience el gobierno del presidente electo Donald Trump”, señaló el corresponsal de la BBC en La Habana, Will Grant.

Desde ese punto de vista, el convenio puede servir de ayuda a los defensores del acercamiento a Cuba, toda vez que incluso quienes abogan por una política más dura hacia el gobierno de Castro son partidarios de ayudar a los cubanos a tener un mayor acceso a la información, algo para lo que quizá pueda servir este pacto con Google.

Fuente: BBC en Español